Espaguetis con albóndigas y salsa de tomate

Esta es una de esas cenas románticas caseras rápidas, reconfortantes que deben llevarse al sofá con una copa de vino tinto. No hay nada mejor que utilizar #SpaghettiAgnesi para tus recetas especiales.

 

Cada porción proporciona 546 calorías, 37.5 g de proteína, 9 g de carbohidratos (de los cuales 8 g de azúcares), 40 g de grasa (de los cuales 15.5 g de saturados), 2 g de fibra y 0.8 g de sal.

 

INGREDIENTES:

 

Para las albóndigas

 

2 cucharadas de aceite de oliva

150 g de cebolla finamente picada

1 diente de ajo, machacado

900 g de carne molida (no sé tu pero a mi me gusta que haya más albóndigas que pasta)

1 cucharada de romero

1 huevo batido

3 cucharadas de aceite de oliva

sal y pimienta negra molida

 

Para la salsa de tomate

 

3 cucharadas de aceite de oliva

110 g de cebolla, en cuadraditos o rodajas

1 diente de ajo, machacado

150 g de mozzarella rallada (opcional)

1 cucharadita de azúcar

400g de tomate triturado (En #Wong podrás encontrar latas de tomate #Mutti listos para utilizar) o si deseas puedes prepararlos de la manera tradicional.

 

PREPARACIÓN:

 

Calienta dos cucharadas de aceite de oliva en una olla de acero inoxidable a fuego suave y agrega la cebolla y el ajo. Inmediatamente cúbrelo y sude el aderezo durante cuatro minutos hasta que estén suaves y dorados. Dejar enfriar.

 

En un tazón, mezcla la carne molida con la cebolla fría y el ajo. Agregue las hierbas y el huevo batido. Sazona la mezcla con sal y pimienta.

Si gustas puedes freír un poquito para verificar el condimento y ajustar si es necesario.

 

Divida la mezcla en aproximadamente 24 bolas redondas. Cubra las albóndigas y refrigera hasta que sea necesario.

 

Mientras tanto, prepara la salsa de tomate. Calienta el aceite en una olla de acero inoxidable.

Agrega la cebolla en rodajas y el ajo machacado, revuelve, cubra y sude a fuego bajo hasta que estén suaves y dorados.

Machaca los tomates y agrega, con todo el jugo, a la mezcla de cebolla.

Sazona el contenido con azúcar, sal y pimienta recién molida.

 

Si haces los tomates de manera tradicional, cocina los tomates sin cubrir por aproximadamente 30 minutos o hasta que el tomate se ablande (mientras se cocina, no te olvides de hacer las albóndigas).

En una sartén caliente cocina las albóndigas durante unos 10 minutos en aproximadamente tres cucharadas de aceite de oliva.

Cuando estén cocidos, colócalos en un plato a prueba de horno con la salsa de tomate y cubra con la mozzarella rallada. Si gustas ponlo debajo de una parrilla precalentada hasta que el queso se derrita.

 

No olvides hacer la pasta como ya lo he mencionado en otras recetas

 

Listo! Servir con espaguetis.

1 Comentario
  • A WordPress Commenter
    Publicado en 07:23h, 29 mayo Responder

    Hi, this is a comment.
    To get started with moderating, editing, and deleting comments, please visit the Comments screen in the dashboard.
    Commenter avatars come from Gravatar.

Publicar comentario

¿Necesitas más productos? Checa nuestro catálogo completo.